Inicia sesión para poder guardar tus recetas favoritas

Los 5 mejores rebozados para tus recetas

Ahora que sabemos que hacer “fritos” sanos es posible gracias a la función AirFry de nuestros hornos, vamos a sacarle el máximo partido con los mejores rebozados en nuestras recetas. Para que el toque crujiente nos haga alcanzar la cima en este ascenso hacia el placer saludable infinito.  Aquí van los 5 mejores rebozados para dar un toque “crunchy” a tus recetas.

El empanado

Todo un clásico. Consiste en pasar el alimento por huevo batido y pan rallado antes de cocinarlo. Para lograr más consistencia y esponjosidad, se suele añadir un rebozado de harina entre el huevo y el pan rallado. Y cuando se busca más volumen, se puede añadir una pequeña cantidad de levadura en la harina o en el huevo.

La tempura

Se consigue creando una pasta resultante de mezclar harina, levadura, sal y agua muy fría. La temperatura es la clave de este rebozado, así que se le puede añadir hielo a la masa para asegurar un resultado muy crujiente. También hay variantes de la receta original que incluyen yema de huevo. La tempura se utiliza principalmente para verduras, mariscos y pescados.

Rebozado súper crujiente

tipos-de-rebozados

Para conseguir este toque super crujiente se pueden utilizar diferentes ingredientes: cereales, copos de maíz o frutos secos como los kikos, patatas fritas e, incluso, galletas María. En todos los casos se tritura previamente y el proceso es similar al del empanado: pasamos por huevo y luego por el ingrediente triturado. Es ideal para carnes y, además, con un sabor bastante peculiar y especial.

A la romana

Otro rebozado tradicional. Consiste en pasar el alimento primero por harina y luego por huevo batido. La harina ayuda a que el huevo quede adherido al alimento. Principalmente se utiliza para freír pescados y hortalizas.

calamares-a-la-romana

A la andaluza o enharinado

Como se intuye por su nombre, consiste en rebozar el alimento por harina, y pasar directamente al aceite caliente para freír.

Ir arriba