Inicia sesión para poder guardar tus recetas favoritas
Crepes salados con aguacate, tomate y otras verduras multicolor sobre fondo negro

¿Qué comer para evitar la depresión post vacacional?

Afrontémoslo, volver a la rutina después de vacaciones siempre nos cuesta un poco. La alimentación puede echarte un cable a la hora de sentirte un poquito mejor y con más energía para afrontar la vuelta al trabajo, a los estudios, a las rutinas familiares y a un presente que vuelve a exigir de ti energía a pleno rendimiento. Así que te contamos algunos consejos para que vuelvas a la actividad por la puerta grande con tan solo estar un poco más pendiente de tu alimentación, así como ideas sobre qué comer para combatir la depresión post vacacional.

Extra de vitaminas

Procura introducir en tu dieta más raciones de fruta y verdura, preferiblemente, en su estado natural mejor que en zumo. Te proporcionarán más vitaminas y antioxidantes, además de minerales, básicos para arrancar la jornada y mantener un aporte de energía que necesitas para afrontar la vuelta.

Cuenco negro con macedonia de frutas horneadas fresas y arándanos

El hábito es la clave

Intenta ser constante en los horarios de comidas. Tu cuerpo agradecerá esta rutina para equilibrarse, que ya bastantes cambios suceden a tu alrededor como para añadir leña al fuego. Si comes en familia, os vendrá bien a todos.

Las cenas, ni copiosas ni tarde

Que no es por citar el malrollero "de grandes cenas están las tumbas llenas", pero cuando te empachas a última hora del día, por mucho que intentes arreglarlo con un menta poleo de postre, vas a dormir regular. Intenta cenar ligero y pronto para propiciar un sueño reparador, que eso sí te va a venir bien. ¿Te acuerdas de cuando veías los horarios de otros países y te parecía que eso de cenar tan pronto era una locura? Pues no te creas, no te creas.

Crema de puerros, patatas y nueces como receta de cena ligera

Más fibra, más felicidad

Hay habitaciones de la casa que echamos particularmente de menos cuando estamos fuera. Suelen ser el dormitorio (concretamente, nuestro colchón y almohada) y nuestro baño. La salud digestiva es fundamental y cuando rompemos una rutina o hay cambios a nuestro alrededor es fácil que aparezcan problemas como el estreñimiento. Incrementa el consumo de fibra durante las primeras semanas para echar un cable a tu organismo.

Los alimentos que no ayudan

Naturalmente, tenemos pautas de qué comer para mejorar nuestro estado físico y anímico, pero también tenemos un listado de alimentos que le sientan regular a tu cuerpo en estos momentos. Evita los azúcares refinados y las grasas saturadas. Te sentirás más pesado y hasta de peor humor por digestiones pesadas que pueden influir hasta en tus pautas de sueño.

Pequeñas metas, grandes resultados

Comer bien nos hace sentir mejor, por eso nos ayuda a prevenir la depresión post vacacional. Esto es como el ejercicio, te puede costar más o menos, pero hay que reconocer que una dieta equilibrada y hacer un poco de ejercicio nos hace sentir mejor. Parte de mantener el estado de ánimo es planificar pequeñas metas para el futuro.

Verduras y hojas de diferentes lechugas frescas en plato de gres gris

Piensa en qué te gustaría mejorar, en cómo te gustaría quizá consumir más frutas y verduras, leer más, hacer algo de ejercicio ­(aunque sea pasear un poco todos los días)… trata de apuntar esas mejoras a tu alcance y comprobar los resultados después de unas semanas de llevarlas a cabo. Y, sobre todo, escucha lo que te dice tu cuerpo. Si te pide que pares o que lleves un ritmo más pausado, por algo es.

Si bien hay muchas cosas que no podemos controlar, también hay otras que están en nuestra mano para sentirnos mejor. Intenta llevarlas a cabo para sentirte bien y luchar conta la depresión post vacacional: también hay cosas buenas esperándote con la vuelta a la rutina y mucho por disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba