Inicia sesión para poder guardar tus recetas favoritas
Batido detox con kiwi servido en una jarra de cristal con un kiwi partido por la mitad al lado

Prepara tu cuerpo en primavera

La primavera es siempre una época de renovación y de prepararnos para otra de las estaciones extremas: el verano. Especialmente ahora donde parece que pasamos de un frío de 5 grados a un sol espléndido de 20 en cuestión de horas, mantener nuestro cuerpo a tono es fundamental. Así que hoy repasamos algunos básicos de alimentación para preparar al cuerpo de cara a la llegada del calorcito.

Preparando la piel

Eso de que somos lo que comemos no puede ser más cierto. De ahí también el auge de las llamadas dietas détox. El cuerpo necesita prepararse para la nueva estación limpiando un poco el organismo. No hace falta hacer dietas de la alcachofa: basta con ser un poco conscientes de que una alimentación  un poco más depurativa durante unos días nos ayudará a eliminar toxinas acumuladas. Y eso lo vamos a notar en la piel de manera espectacular.

Ensalada con espinacas, aguacate y granada junto a una manzana y verduras

Consume verduras de hoja verde a diestro y siniestro. Las espinacas, el kale y las algas —ay, las algas, que tanto aminoácido nos aportan sin pedir nada a cambio— pero también verduras más de andar por casa para nosotros, como las acelgas, te ayudarán a renovarte por dentro. No solo por todos los nutrientes que acumulan, sino también porque evitan la retención de líquidos y ayudan al hígado a eliminar toxinas.

Prueba nuevos aceites para cargarte de nutrientes

Es un momento perfecto para experimentar con nuevos aceites. Como vuelve la temporada de platos templados, ensaladas y pokes, aprovecha todo lo que te tienen que ofrecer aceites más allá del maravilloso aceite de oliva en forma de aliño. Aguacate, linaza, coco o cáñamo poseen propiedades antiinflamatorias, eliminan toxinas y también tienen propiedades antibacterianas, que le vendrán genial a tu sistema inmune, que siempre está un poco tocado del ala en esta época del año.

Aguacates partidos por la mitad conformando un pavo real con unas hojas vegetales para tu dieta de renovación en primavera

Sembrando semillas, recogiendo nutrientes

Las semillas pueden convertirse en tu topping perfecto para cualquier plato. Sésamo, semillas de lino, chía, cáñamo, amapola… tienen Omega3, mucha fibra y nutrientes que le vienen fenomenal al organismo. Igualmente, los cereales, especialmente integrales, son un aporte de fibra y de vitaminas estupendo para poner en orden el cuerpo.

Ensalada con mano echando semillas por encima y una copa de vino blanco o mosto al lado

No hay que olvidar otros complementos que hacen su magia en el día a día como el uso de cúrcuma —con propiedades antiinflamatorias que ayudan a eliminar, por ejemplo, esa congestión de cara mañanera— o el jengibre, que para todo vale, el pobre: antioxidante, antibacteriano y antiinflamatorio. Antitodo lo malo.

Hidratación máxima por fuera pero también por dentro

Por supuesto, no podemos olvidarnos del agua. Lo de beber 2 litros al día, pensamos que también depende de cada cuerpo y nos preguntamos seriamente si esta recomendación vale lo mismo para todas las edades, todos los sexos y todos los kilogramos que tengas en el cuerpo. Así que una vez más, apelamos al sentido común: bebe agua. Si bebes dos vasos al día, aunque peses 50 kilos y tengas 35 años, ya sabes que bien no está.

Batidos de frutas de diferentes colores sobre fondo oscuro para renovación en primavera

Aprovecha también para comer fruta, otra fuente de hidratación fundamental. De nuevo, tu piel lo va a notar de manera evidente. Y la verdad, tu tracto intestinal, también. Si te puedes pasar días sin comer fruta y también sin ir al baño pues… dos más dos, son cuatro, sí.

Aporte extra de proteínas

Si has aprovechado para volver al gimnasio, no te olvides de un aporte extra de proteínas. Puedes conseguirlo a través de las legumbres, además de la carne y el pescado. Los garbanzos en todas sus formas, las judías blancas y las lentejas te darán el empujón que necesitas para abordar la primavera y el resto del año con plena energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba